Reaprendiendo el Paraíso

 

(Exploración biológica en Longo Maï)

 

Reaprendiendo el paraíso

 

Una de las muchas enfermedades de nuestro tiempo  es la falta de observación. La mayoría de los seres humanos escasamente observan y aprecian su entorno, y muchos de los estímulos que reciben los niños actuales tienden a que observen, sean receptores y reflexionen poco. Nosotros queremos fomentar en las niñas y los niños la esmerada observación: apreciar los detalles del bosque, procurar comprender las relaciones entre sus habitantes; y la descripción de esa observación (a través de palabras, dibujos, canciones, danza...) para contársela a otras personas.

 

Algo raro en las comunidades es que sean ellas mismas las generadoras de conocimiento sobre su lugar. Usualmente, cuando un lugar es explorado, lo hacen científicos de otros lugares, quienes elaboran información y la publican en revistas especializadas (y la información rara vez llega a los pobladores del lugar explorado). Pero aquí en Longo Maï ya estamos formando a niñas y niños como bióloga-os y guías naturalistas, para que realicen esas labores en su comunidad. Queremos que ellas y ellos puedan explicar a nuestros visitantes sobre la variedad biológica del lugar; queremos, por ejemplo, que puedan recibir a niñas y niños de otras comunidades y mostrarles con dicha y con propiedad los maravillosos tesoros del bosque.

También queremos que los niños y niñas se identifiquen con el bosque, y que puedan transmitirlo a otras personas: que el bosque no sea un lugar temido: más bien un lugar de disfrute, un miembro más de la comunidad. Procuramos que los niños y niñas tengan y generen en otras personas consciencia de que el ser humano comparte un mundo con millones de seres distintos a él, y que el respeto y el cariño son necesarios para vivir en paz con el entorno.

 

Con miras a lograr esto, el Grupo de Investigación Biológica de Longo Maï realiza labores de registro de información: vamos a la montaña, observamos minuciosamente, hacemos anotaciones sobre la vida del bosque (sus especies, los lugares donde ellas habitan, los comportamientos que tienen), tomamos fotografías, almorzamos en el bosque, y continuamos explorando. Hacemos exploración de día y de noche.

Pretendemos que las niñas y niños recopilen información biológica de excelente calidad y puedan realizar excelente divulgación de ella. Es uno de nuestros ideales generar una base de información biológica de Longo Maï, así como experimentar con diversos modos de divulgar lo aprendido: con producciones artísticas (por ejemplo: teatro, música, pintura), artículos, tarjetas, afiches, caminatas guiadas.

 

Pretendemos tener para el próximo año una producción artística sobre el tema “Criaturas de la Madremonte”, basada en la exploración biológica que realicemos en Longo Maï e incluyendo información sobre las relaciones filogenéticas de los seres vivos del bosque de este lugar. Llevaremos esta producción artística a varias comunidades amigas (que tengan ideales como los nuestros) y a centros educativos alejados de las áreas rurales para compartir la selva con ellos.

 

 

Para conocer más sobre este proyecto puede escribir a:

 

Guadalupe Urbina: urbinaguadalupe@gmail.com

Andrea Orellana: apom90@gmail.com

Eduardo Boza Oviedo: eeboza@gmail.com